De Cenicienta a Princesa

Dr. Daniel Lilayú Vivanco
Por el Dr. Daniel Lilayú Vivanco. Médico y Ex Gobernador de Osorno.

Conversando hace unos años cuando era concejal, con expertos extranjeros en producción de energía, me aseguraban que nuestro Chile era riquísimo en energía, que en el futuro cercano no dependeríamos de los combustibles fósiles contaminantes ,de los cuales carecemos y por los cuales nos considerábamos una cenicienta... porque disponemos de vientos fuertes y constantes, que nuestro estéril y seco norte es la zona planetaria con más y constante luz solar que el mismísimo Sahara... La verdad es que quedé parcialmente convencido, pero ahora creo firmemente que nuestra nación ya salió del capullo y se está convirtiendo en la princesa de los cuentos.

Por todo Chile están trabajando esos gigantes con aspas de Don Quijote que nos están proporcionando electricidad limpia, y siguen aumentando en cantidad, el sol a través de las celdas solares, está ya cada vez en nuestras vidas, en el funcionamiento de A.P.R. (Agua Potable Rural), teléfonos camineros, casas y edificios para calefacción e iluminación, en los campos con alumbrados de galpones y caminos, etcétera.

Esta energía no contaminante, se expresa y optimiza con luces Led más efectivas y cada vez más económicas, nuestra ciudad de Osorno es un ejemplo con el alumbrado público.

Pero a esta Princesa le faltaba la corona, ésta es… El Hidrógeno Verde, combustible que pronto se empezará a producir en Punta Arenas, el hidrógeno que abunda en la naturaleza (agua) y que con la energía que tenemos… solar y eólica se puede producir claramente, un kilo de hidrógeno verde hace mover un vehículo por 100 kms, a un costo de 1.200 pesos.

Esta industria nos dará 100.000 nuevos empleos que los necesitamos claramente, y exportar sus derivados, que son el amoniaco, metanol, etcétera.

Se dice por los expertos que, podremos exportar más que nuestro cobre y en consecuencia seremos unos de los países menos contaminados del mundo. Como profesional de la salud, me alegro porque nuestros hijos y nietos tendrán mejor calidad de vida y con mayores expectativas de ella. 

Soy y estoy optimista, el aire y el sol están ahí… y siempre estuvieron con nosotros.





Comunicado de Prensa / Fuente: Dr. Daniel Lilayú Vivanco