Diputado Hernández solicita Plan de Recuperación de Cuencas ante casos de contaminación de ríos y lagos

Con información de la Red Ambiental Ciudadana de Osorno, intervino en el Congreso para afinar coordinación entre organismos y que se defina cuáles son las responsabilidades de las municipalidades en la fiscalización de daños al medio ambiente.

El diputado Javier Hernández solicitó en el Congreso que se estudie la factibilidad de generar, con fondos estatales, un Plan de Recuperación de Cuencas, para afrontar de manera urgente la contaminación de los cursos de agua de la zona sur, donde ya existen casos que deben priorizarse, como el río Damas y el lago Llanquihue.

Ello, a partir de información que el parlamentario recabó de la Red Ambiental Ciudadana de Osorno, que evidenció recientemente la contaminación del río Damas a consecuencia de vertimiento de aceites industriales y otros desechos. “Este tipo de situaciones están ocurriendo sin que, hasta ahora, se haya alertado de las consecuencias que esto tiene, entre otras cosas, para la flora y fauna de este río, que han llegado a un estado lastimoso”, expresó el parlamentario.

A juicio de Hernández, no solamente hay un problema generalizado de fiscalización, sino que también de burocracia en la misma, porque -esgrime- no es posible que entre organismos y unidades de fiscalización se dilaten tanto las investigaciones, como es el caso concreto de las superintendencias de Servicios Sanitarios y de Medio Ambiente, además de la Autoridad Sanitaria. “He solicitado que se revisen los mecanismos de coordinación entre unidades gubernamentales encargadas de realizar investigación frente a denuncias por daño al medio ambiente, de modo de agilizar sus procedimientos y aumentar sus funcionarios destinados a esta labor”, subrayó.

Y afirma que se suma a lo anterior, la precaria cantidad de inspectores, los que deben cumplir una amplia zona de despliegue y muy a menudo se concentran en los requerimientos de la capital regional.

“No solamente debemos hacer foco en la evidencia de este tipo de vertimiento ¿Dónde van a parar los desechos de los baños químicos que se utilizan en trabajos de obras de caminos, por ejemplo? ¿Qué pasa con los basurales clandestinos que se han comenzado a apreciar con recurrencia en esteros y ríos en la Región de Los Lagos? Es un problema que debemos afrontar desde ya, como hice presente en una intervención reciente acerca de la contaminación del río Clavito, en la comuna de Los Muermos”, resaltó, añadiendo que es preciso tomar conciencia de la falta de aplicación que ha existido históricamente para fiscalizar y por lo tanto perseguir, multar y sancionar duramente a quienes contaminen denodadamente los ríos, en especial en ciudades como Osorno.

El legislador enfatizó que “me parece espléndido que estemos mirando al año 2022 con un plan nacional de protección y reserva de los humedales en más de 250 mil hectáreas a lo largo del país. Sin embargo, es urgente establecer un plan similar para la restauración de ríos y lagos”.

Como parte de su intervención en la Cámara, Javier Hernández pidió, además, que se defina claramente desde el Ministerio de Medio Ambiente cuáles son las responsabilidades que le compete a las municipalidades en materia de fiscalización de la contaminación de ríos y lagos, y se analice la posibilidad de establecer un fondo de incentivo para los grupos de protección medio ambiental, quienes por años se han llevado la carga de vigilar los bienes naturales de la comunidad y cuyo rol, en la práctica, sigue siendo irremplazable.

Fuente: Of. Parlamentaria

Compartir en Google Plus