El 90% de los cánceres al pulmón son atribuidos al tabaquismo

Cancer de pulmón
El cáncer de pulmón constituye el tumor maligno más frecuente en la población mundial, asegura el Ministerio de Salud.

En Chile, cada año se diagnostican aproximadamente 3.800 casos nuevos. En tanto, por esta enfermedad fallecen 3.500 personas, según cifras de 2018 de la International Agency for Research on Cancer, Globocan.

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Pulmón, que se conmemora cada 17 de noviembre, conversamos con el Dr. Leonardo Carmona, oncólogo del Hospital San Juan de Dios y especialista en Radioterapia Oncológica para profundizar sobre este tema.


Carmona explica que este tipo de neoplasia está ligada directamente al consumo de tabaco, donde más menos el 90% de los casos corresponde a esa causa. “Mientras más tabaquismo, más riesgo de cáncer de pulmón, pero eso no significa de ninguna manera que una persona que no ha fumado esté libre de esta enfermedad”. Sostiene que no sólo el humo de cigarrillo es el que produce cáncer, “también el consumo de marihuana aumenta el riesgo de cáncer de pulmón”.

El oncólogo, por otra parte, destaca los avances científicos en esta materia. Dice que en la medida que ha avanzado el desarrollo de la quimioterapia, también ha mejorado la sobrevida. “En el cáncer de pulmón habitualmente se hacen estudios de mutaciones para observar si las células cancerígenas han tenido algunos cambios genéticos. Esto permite utilizar terapias dirigidas o terapias target, que van orientadas a las células que tienen esas determinadas mutaciones, atacándolas directamente, lo que ha ayudado enormemente en el pronóstico”. No obstante, se apresura en aclarar que ello “no significa que sean milagrosas y que solucione el problema, pero han mejorado la sobrevida, aunque son extremadamente caras”, sostiene.

Prevención


El Dr. Carmona es enfático y dice que la mejor prevención para no tener cáncer de pulmón es no fumar. Sin embargo reconoce que “lamentablemente el tabaquismo es una adicción, y cuesta dejarlo. En algunos países se considera que los fumadores ya están perdidos y no hacen mucho con eso, sino que más bien generan una labor educativa con los niños para que no fumen. Hay pacientes que fuman 40 cigarrillos diarios y que si uno los encamina bien, pueden dejar de fumar, pero se demoran 10 años en irse los efectos del cigarrillo”, asegura. Añade que además de los problemas pulmonares, el cigarrillo influye en otros tipos de neoplasias. “De esófago, lengua, laringe, faringe, útero, vejiga y otros… Así que la única manera de prevenir es no fumar”.

El Dr. Leonardo Carmona, asegura que si el cáncer pulmonar se detecta en una etapa temprana es posible realizar una operación y posterior tratamiento. “Si es pequeño se opera, se sacan los ganglios, el tumor y, dependiendo de las características, se le hace quimioterapia o radioterapia, pero son pocos los casos en los que se puede hacer un tratamiento con intención curativa, porque habitualmente llegan muy avanzados”. Por ello, precisa, es de vital importancia poner atención a ciertos síntomas. “Si presenta tos, baja de peso, expectoración con sangre y dolor en el tórax, sobre todo si es fumador, debe consultar a su médico inmediatamente”, puntualiza.



Comunicado de Prensa / Fuente: Comunicaciones HSJD