¿Cuál es la mejor época para viajar a Pichilemu?

Pichilemu
Pichilemu, en la región central de Chile, es una de las ciudades turísticas más importantes del país austral y, también, el destino favorito en Chile para los practicantes del surf. Nombrada la capital del surf de Chile, Pichilemu puede ser visitada en todos los meses del año, y de acuerdo a la fecha de la visita, algunas actividades serán indicadas, y otras no tanto.

Chile se ha convertido en uno de los países que mayor número de turistas recibe cada año en Latinoamérica. El secreto está en aunar en una extensión fácil de recorrer -la mayoría de las veces comenzando desde Santiago- con propuestas interesantes que van desde diferentes climas -desde áridos desiertos hasta picos nevados- hasta un sinnúmero de actividades que encantarán a toda la familia y a los turistas más exigentes.

Dentro de esa generalización, hay un lugar, Pichilemu, que se ha convertido en sinónimo del surf, por la cantidad de eventos que realiza anualmente, por la calidad de sus olas y, por supuesto, por la cantidad de turistas y de escuelas de este deporte que están presentes en la ciudad. Así también, Pichilemu es una ciudad pequeña, histórica, pintoresca, ubicada en Valparaíso, que dentro del turismo en contacto con la naturaleza se ha transformado en uno de los destinos más populares.

Épocas para visitar Pichilemu

Pichilemu es una ciudad boscosa y muy fresca. Dos veces por año, las temperaturas ascienden hasta máximos de 24 grados, lo que permite que se den las temporadas altas del sector del surf, que es cuando la ciudad se llena de vida por la cantidad de eventos y de academias formativas y competitivas que existen allí.

Sin embargo, por la cantidad de ofertas de turismo natural -y, valga decir, por la cercanía con otras ciudades de Chile y su facilidad de conexión con estas-, Pichilemu recibe turistas durante todo el año, sobre todo por ser un lugar en el que se puede encontrar alojamiento a precios irresistibles y por ser, sobre todas las cosas, un lugar muy tranquilo, de ritmos de vida pausados, de un apego por los tradicionalismos, lo que ha incrementado su popularidad como destino fijo durante todo el año.

No obstante, como pasa en todos los lugares turísticos, hay épocas en las que Pichilemu recibe mayor cantidad de personas y donde, dependiendo de los intereses, será mejor visitarla.
  • Si le gusta el surf: la mejor época es entre abril y junio, y también entre enero y febrero. Las temperaturas ascienden y el mar desarrolla sus mejores olas, por lo que se conseguirán todas las ofertas conocidas sobre el sector del surf y el resto de los deportes acuáticos.
  • Si busca tranquilidad y buenos precios: entre septiembre y noviembre, y también en el mes de marzo, son las temporadas con los climas más fríos, por lo que la propuesta turística está más dirigida a los que buscan tranquilidad, visitar los sitios naturales que ofrece el lugar, y establecerse en Pichilemu como punto de partida para recorrer otros sitios turísticos de Chile, porque los precios de los alojamientos bajan drásticamente en temporadas bajas -no demandadas por fanáticos del surf-. 

Indiferentemente de la época, hay una excelente elección de alojamiento

Pichilemu está considerada como una de las ciudades que mayor esfuerzo ha realizado por conservar sus edificaciones históricas -para muestra, el Centro Cultural Ross-, pero que por sobre todas las cosas se ha esforzado por promover el turismo responsable en sus sitios naturales más importantes, desde el Bosque municipal de Pichilemu, un pulmón natural de 1 kilómetro que se encuentra precisamente en el centro de la ciudad y frente al centro cultural; y por sobre todo lo anterior, las playas de la ciudad de Pichilemu, donde Punta de Lobos -asociada al surf-, La Puntilla e Infiernillo son las más importantes, con arenas cálidas y oscuras y paisajes dignos de película.

Ese bagaje natural ha repercutido también en que la mayoría de las personas busquen directamente opciones de alojamiento que le permitan disfrutar al máximo de la naturaleza en todo su esplendor. Sitios como https://cabañasenpichilemu.com/, por tanto, representan una opción ideal para cumplir con tales necesidades:
  • “Doce en casa:” las cabañas están relacionadas con el ahorro de dinero cuando se viaja en familia o en grupos numerosos. También, desde luego, cuando la estancia será prolongada en días.
  • Equipadas y cómodas: todas las cabañas turísticas -no solo en Pichilemu- se alquilan a turistas con todo lo necesario para su disfrute, desde los muebles hasta los electrodomésticos, pasando por los servicios básicos y algunos añadidos como internet o calefacción. 
  • Entornos naturales: aunque dependerá del concepto de la misma -algunas están enfocadas en un toque más geek o urbano-, las cabañas turísticas en Pichilemu están enclavadas en lugares de la ciudad donde el contacto con la naturaleza -y su tranquilidad y calma- está asegurado. Bien se trate de las cabañas cerca de la costa, incluso dentro de las playas más turísticas; o bien se trate de las cabañas cercanas al bosque de la ciudad, disfrutar de la naturaleza será una experiencia que pague con creces la elección. 

¿Qué hacer en Pichilemu?

Una vez se han considerado los mejores periodos del año para visitar Pichilemu y las mejores alternativas para alojarse en la ciudad, es momento de conocer que hacer en Pichilemu sin distinción de la cantidad de días, de personas o el presupuesto, puesto que se trata de una ciudad en la que muchas de las actividades pueden ser gratuitas o con un coste relativamente bajo.
  • Playas: Punta de Lobos si es fanático al surf y a las grandes olas; La Puntilla e Infiernillo si le gusta la arena oscura y los paisajes con acantilados, son las propuestas principales para disfrutar de un buen chapuzón.
  • Pasear: sitios turísticos interesantes, como el antiguo Casino Ross o el muelle; sitios naturales imponentes, como el Bosque municipal, serán una experiencia inigualable y que debe ser probada para poder describirla en su totalidad. Pichilemu es, entonces, una ciudad chilena que, bien sea para comenzar el turismo alrededor de la ciudad o para centrarse en ella, no defrauda nunca. 

Comunicado de Prensa / Fuente:Y.Lobo