Pantallas y aprendizaje

Marisol Olivarez Estrada
Por Marisol Olivarez Estrada, Jefa de carrera Técnico en Educación Parvularia 1° y 2° Básico CFT Santo Tomás Osorno.

Durante la crisis sanitaria y el confinamiento hubo un aumento considerable en el uso de pantallas, situación que permitió que muchos niños permanecieran largos periodos frente a diversos dispositivos. El uso desmedido puede provocar un impacto en diversas áreas si no hay control o supervisión previa de un adulto, sobre todo en edades tempranas, donde el cerebro se encuentra en pleno desarrollo.

Por otra parte, la pandemia nos ha llevado a un escenario virtual donde la tecnología ha tenido un rol preponderante en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Sin embargo, éste debe ser compatibilizado con otras actividades que contribuyan a la estimulación del lenguaje. Es por esto que debemos decidir cuánto tiempo de exposición tendrán nuestros niños frente a las pantallas y desarrollar actividades que potencien su creatividad e imaginación, donde puedan explorar, comunicarse, expresarse, a través del lenguaje verbal y también corporal.

Frente al actual escenario virtual, las estudiantes que cursan la carrera Técnico en Educación Parvularia y Básica que dicta nuestra institución, son consideradas claves al colaborar en el proceso educativo de los párvulos desplegando sus habilidades, conocimientos y disposición al momento de desarrollar actividades, teniendo un equilibrio entre lo digital y lo práctico, ofreciendo diversas oportunidades de aprendizaje en las diversas modalidades que nos ha dejado la pandemia.

En relación a lo planteado, se comparten algunas sugerencias para trabajar en casa con los párvulos, priorizando el juego por sobre el uso de pantallas:

  • Desarrollar juegos al aire libre, algún deporte de su agrado o actividad física.
  • Realizar juegos de pistas como la búsqueda del tesoro.
  • Juegos de mesa que tengan en casa.
  • Fomentar el gusto por la lectura, a través de cuentos de su interés, que contengan imágenes y añadiendo figuras u otro elemento a cada historial, construir historias en conjunto.
  • Leer fábulas con moralejas, dar espacio para que comente.
  • Aprender en conjunto canciones sencillas.
  • Jugar a las adivinanzas y rimas con ellos.
  • Permitir la participación de los niños en actividades cotidianas (salir de compras, ir al supermercado, etcétera), la idea es incrementar su vocabulario en diversos contextos.

Lo importante como adultos responsables es velar para tener niños con una salud mental y emocional en equilibrio
, ofreciéndoles estímulos a través de experiencias que potencien sus conexiones neuronales sobre las que están desarrollando su cerebro durante los primeros años de vida, utilizando todos los recursos disponibles que no generen adicción en los niños como las pantallas y en los que debemos ser referentes para ellos como padres y educadores.


Fuente: comunicacionesosorno@santotomas.cl

Clínica Alemana Osorno