Osorno: La mayoría de los pacientes en UCI estarían sin vacunar

UCI
Siguen llegando pacientes a la UCI con comorbilidades, la mayoría sin vacunar.

A pesar de la disminución de casos nuevos con COVID19 en la provincia osornina en últimas semanas, al interior de la Unidad de Pacientes Críticos (UPC) del Hospital Base San José Osorno, el trabajo es constante y minucioso para sacar adelante a cada paciente. Si bien el promedio de edad ha bajado en este tipo de pacientes, las comorbilidades como diabetes, obesidad e hipertensión, sumado a la ausencia de vacunas de la mayoría de los pacientes, siguen siendo factores comunes entre los hospitalizados más críticos.

Como explica la Dra. Karina Chahuán, Médico jefe de la UTI del HBSJO, los pacientes han ido manteniéndose en el tiempo. “Hubo un tiempo que tuvimos un poco menos de demanda, como en agosto, septiembre del año pasado, pero nuevamente en octubre tuvimos un peak que siguió subiendo progresivamente hasta enero y febrero de este año, desde ahí se ha sostenido de forma permanente, llegando a tener 20 ingresos semanales a UCI, que es un número muchísimo mayor al número normal de ingresos en época de no pandemia

Clínica Alemana Osorno

En ese sentido, de los pacientes adultos que han ingresado en estos últimos meses a la UCI, su amplitud de edades oscila entre los 26 a los 72 años. Sólo el 25% de ellos cuentan con dos dosis de vacunación contra el COVID19.

Este año a pesar de la inoculación de vacunas, siguen llegando pacientes a la UCI con comorbilidades, pero la mayoría sin vacunar. La principal población que hay hospitalizada ahora es la no vacunada. La diferencia está que más o menos desde febrero a la fecha, estamos recibiendo cada vez más gente joven (…) gente joven y sana, el único factor de riesgo que vemos en la mayoría de esos pacientes es sobrepeso y obesidad”, enfatiza la Dra. Chahuán.

En cuanto al tiempo que puede permanecer una persona en la UCI, cada caso es único y de dedicación minuciosa y en equipo para cada paciente.

La gran mayoría de los pacientes, un 50% o 60%, demora en salir más de 20 días, pero salen muy debilitados, requiriendo una rehabilitación muy intensa. Nosotros usamos muchos fármacos para poder mantener a los pacientes vivos, ventilarlos adecuadamente, desinflamar los pulmones y hacer que no trabajen tanto; ahí nosotros usamos medicamentos que a la larga producen mucha alteración neurológica y muscular, entonces la rehabilitación se enfoca principalmente en esa parte (…) Nosotros tratamos que sea lo menos dañino, pero la verdad es que la gravedad de la enfermedad es tal que estamos obligados a usar estos fármacos para poder salvarles la vida”.

Lo más difícil es cuando a uno le llega un paciente joven, sin patologías previas y que hay que explicarles que se van a intubar (…) los pacientes están muy asustados, están nerviosos, algunos lloran, así que es bien angustiante vivir eso, para ellos y para nosotros como equipo porque la gente joven es la que más nos toca en realidad”, detalla la jefa de la UTI.

UCI

El despertar y la Importancia de la vacunación

Más allá de la cantidad de pacientes que puedan ingresar a UCI por COVID19 o de las cifras estadísticas de casos diarios, como explica la Dra. Chahuán, cada paciente es único y el trabajo es arduo para poder sacar adelante a la persona que lucha por su vida.

El que los pacientes mejoren, a uno le sube el ánimo, la gran mayoría mejora porque la mortalidad dentro de la UCI es baja, por lo general son pacientes que están muy dañados desde antes, con patologías severas previas. La letalidad en nuestra UCI es del 2% aproximadamente, 1 de cada 50 fallecen (…) El hecho de que los pacientes vayan despertando de a poco y poder avisarle a la familia de que el paciente está bien, que está respondiendo, escuchando, que va progresando hacia la mejoría, es muy satisfactorio

Finalmente, la facultativa aclara que no debe haber una sobre lectura respecto a las vacunas contra el COVID19 y que es una de las herramientas más eficaces en prevenir la gravedad de la enfermedad, además de la mantención de medidas de autocuidado.

La vacuna es la única herramienta que tenemos hasta ahora para poder prevenir la gravedad de esta enfermedad, es lo que hay que hacer, vacunarse todos. La vacuna es segura, es efectiva y disminuye la posibilidad de tener una enfermedad grave por sobre un 90%. El mensaje es a que toda la población se vacune (…) De verdad que es mucho mejor pincharse, tener fiebre y un poco de dolor muscular y superar ese miedo, porque eso es infinitamente menor que estar aquí una semana o mayor tiempo intubado en la UCI”.

Fuente: Marcos Lavado Mancilla.