¿Qué lugares merece la pena descubrir en Chile?

¿Qué lugares merece la pena descubrir en Chile?
Chile tiene una inmensa y variada cantidad de lugares que son favoritos de los ciudadanos para visitar durante las vacaciones, y el resto del año también. En el área natural, orientado más a la montaña, el Valle del Elqui y La Serena conforman espacios que pueden disfrutarse por los miembros de toda familia.

Salir de casa para aventurarse a conocer una nueva región es siempre un plan que llena el corazón de alegría y la mente de recuerdos. En ocasiones, no es necesario tomarse tanto tiempo para planificar, sobre todo cuando consideramos opciones como El Valle del Elqui y La Serena, que disponen de todos los recursos necesarios para recibir turistas.

Con una distancia que supera por poco los 500 kilómetros desde Santiago de Chile, es posible disponerse a pasar un fin de semana alejados del bullicio de la ciudad y adentrarse en las maravillas que este entorno natural tiene para ofrecer.

El Valle del Elqui

Esta es la primera opción porque, sin lugar a dudas, es uno de los espacios más impactantes y hermosos que tiene Chile. Se encuentra ubicado en Coquimbo y posee un entorno natural espectacular, donde convive la vegetación propia del lugar con los ríos que pasan por allí. Para viajar y disfrutar todo lo que tiene para ofrecer, lo mejor es reservar en alguna de las cabañas Valle del Elqui.

Existen cabañas para todos los gustos, con más o menos servicios en dependencia de lo que cada usuario necesite. Hay algunas con piscinas y áreas comunes para niños, por lo que disfrutar con toda la familia no supondrá ningún problema.

Las cabañas que están dentro del observatorio son quizás las más atractivas, ya que las mismas no tienen un techo común como en la mayoría de los casos, sino que se trata de una cúpula que tiene la opción de abrirse durante las noches con el fin de que cada visitante pueda observar el cielo estrellado y las actividades astronómicas existentes en cada momento.

Principales atractivos de El Valle de Elqui

A la hora de viajar a este lugar, conviene mucho saber qué es lo que se espera, además de poder disfrutar su maravilloso entorno. Pues bien, aquí podemos contar con lo siguiente:
  • La cultura: con un especial arraigo de la cultura inca, los autóctonos han mantenido parte de la esencia que existió en otro tiempo, y que se puede ver manifiesta a través de sus tradiciones y algunos de los platos típicos que conforman su exquisita gastronomía. 
  • Sembradíos de uvas: el principal brazo productivo de la región es el procesamiento de uvas para crear vinos de excelente calidad, por lo que no es extraño encontrarse grandes viñas de uvas en las inmediaciones.
  • Excursiones en la naturaleza: la visita al entorno no culmina con las viñas, sino que es posible aprovechar el tiempo para recorrer los cerros verdes que rodean el valle.
  • Observaciones astronómicas: como ya mencionamos más arriba, una de las características más especiales de este lugar, es que tiene los cielos despejados casi todo el tiempo, lo que lo convierte en un espacio ideal para observar el comportamiento de los astros durante la noche.
  • Relajación: y para quienes disfrutan del entorno pero quieren relajarse el máximo posible, existen lugares que prestan servicios de meditación y spa, que permiten cubrir todos los requerimientos en esta materia.
  • Lugares para visitar: además de todas las actividades que es posible llevar a cabo, también están algunos espacios que merece la pena visitar durante la estancia, como el pueblo de Vicuña, el museo Gabriela Mistral, el Pisco Elqui, el observatorio municipal Cerro Mamalluca, el observatorio solar Gosch, trekking en el cerro El Molle, el desierto florido, la Reserva Nacional de Pingüino de Humboldt, etc.

La Serena: un espacio lleno de encanto

Otra opción para disfrutar también de un paseo y romper con la rutina es La Serena. A diferencia del entorno de montaña que regala el Valle de Elqui, en este caso, se trata de un ambiente más playero y con una cantidad de lugares para visitar que son más que suficientes para responder a la duda común de que hacer en La Serena.

En primera instancia, hay que destacar que es una ciudad cargada de historia, ya que es la segunda más antigua de todo el país. Esto se complementa con el centro de la ciudad, que posee 17 edificios que datan de hace muchos años y que han sido parte de los elementos que se tomaron en cuenta para declarar esta área como Monumento Nacional.

La playa conocida como Totoralillo es la segunda opción que hace falta mencionar en este sentido, porque es de las más atractivas. La misma está llena de arena blanca, y de aguas limpias y cristalinas, lo que regala un espacio espectacular, en el cual refugiarse por un día entero. Lo mejor es que la misma playa ofrece una zona con mucho oleaje y otra con poco oleaje, para complacer todos los gustos.

La visita a la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, ya mencionada más arriba, es otra de las actividades que sí o sí hace falta aprovechar en La Serena. Su espacio ocupado por una numerosa cantidad de pingüinos ya representa un espectáculo en sí misma. Sin embargo, cuando se planifica la visita en verano, es posible disfrutar también de las tortugas marinas, las ballenas y los delfines, que se acercan a este lugar.

Y se puede complementar este día con la visita a las playas más destacadas de la zona: Las Tijeras y los Pozos. Ambas destacan por presentar un entorno lleno de aguas cristalinas y arena blanca, que se vuelven el escenario perfecto para bañarse, conocer la fauna marina y hasta adentrarse en sus profundidades con la práctica del buceo.

Chile es un país muy turístico y con infinidad de opciones, como el Valle del Elqui y La Serena, donde ya tenemos más que claro los motivos de que esto sea así. Tomarse aunque sea un fin de semana para llegar hasta allí, será una acción que traerá como recompensa unos días de máximo disfrute para todos.

Fuente: Y. Lobo - MI

Clínica Alemana Osorno