Las competencias requeridas del siglo XXI

Fredy H. Wömpner G. Economista y escritor Dir. Instituto Humanismo Cristiano

El siglo XXI con su avance tecnológico no solo ha impactado el funcionamiento actual de los sistemas educativos y laborales en el mundo, sino que también ha incidido en la forma en la que, como sociedad, nos anticipamos a los cambios que vendrán para la educación en el futuro. Un estudio realizado sobre una muestra de 5.000 avisos de trabajo revelo que el 90% de los requisitos señalados en dichos avisos correspondían a habilidades o competencias genéricas, como capacidad para trabajar en equipo o resolución de problemas, buena comunicación, resiliencia, liderazgo, motivación, creatividad, proactividad, entre otras, y solo un 10% de los requisitos que se señalaban correspondían a competencias específicas o técnicas, que son propias de los conocimientos adquiridos al estudiar una profesión.

Siempre hemos pensado que lo que nos abre camino en la vida laboral es lo técnico, pero ya el estudio señalado anteriormente demuestra que en el siglo XXI, para abrirse camino en el mundo laboral y académico, las personas deben tener mayoritariamente competencias genéricas, como habilidades sociales e interculturales, iniciativa, autonomía y responsabilidad personal. Además, pensamiento emprendedor y habilidades metacognitivas, es decir, saber qué estrategia utilizar, cómo utilizarla y en qué momento utilizarla.

Otros cambios importantes al pensar en el tipo de educación para el siglo XXI, son empezar a considerar el aprendizaje como un hábito durante toda la vida, no solo en la etapa escolar, y valorar la diversidad humana en entornos laborales, incluso buscarla intencionalmente, reconociendo que múltiples puntos de vista enriquecen el conocimiento.

También debemos considerar que hoy, vivimos en una sociedad en donde convergen diversas tecnologías entre las que se encuentran la inteligencia artificial, inteligencia aumentada, robótica, impresión 3D, big data, nanotecnología, e Internet de las Cosas, momento histórico al que Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, denomina la Cuarta Revolución Industrial.

Hoy en día cualquier ser humano con acceso a tecnología, puede subir información a los sistemas compartidos de Internet y publicar o transmitir mensajes con infinitas posibilidades de actualización de contenidos. El conocimiento se transformó en una fuerza central en la actividad económica, ya que compañías y países dependen cada vez más del capital humano e intelectual, y de la sistematización e interpretación de big data.

Por otro lado, gran parte de los estudiantes presentes en nuestro Sistema educacional son nativos digitales, mientras que a las personas nacidas después del año 2000 se las prefiere denominar como centennials, y los caracteriza como ciudadanos que prefieren trabajar en red, recibir la información de forma ágil e inmediata, y ejecutar multitareas y procesos paralelos.

En esta sociedad híper digitalizada, el trabajo basado en el conocimiento desplaza al trabajo manual, y el valor de los activos intangibles de las empresas (bienes no materiales), ha aumentado considerablemente, de forma tal que la innovación, se impone como la fuerza de cambio dominante en la economía y la sociedad.

Entonces conviene preguntarse cuáles son las competencias que se requieren para desempeñarse exitosamente en el siglo XXI?, y la respuesta a esta pregunta cae de perogrullo en virtud de todo lo anteriormente señalado; pero para ser más categóricos señalaremos aquellas que identifico la Unesco. Según este organismo internacional existen 4 grupos de competencias relevantes para esta época, las cuales se clasifican en:

  1. Maneras de pensar: se nutre de habilidades como la resolución de problemas, la toma de decisiones, la autonomía y los pensamientos computacional, visual y crítico. Se destacan las capacidades para generar ideas originales, interpretar situaciones desde diferentes perspectivas y autorregular el aprendizaje, es decir, adquirir conocimientos por voluntad y necesidad propias más que por seguir una indicación.
  2. Herramientas para trabajar: esta competencia comprende la utilización de la tecnología y la alfabetización digital. Promueve el uso de las herramientas para acceder a la infor​mación disponible en la web y usarla de forma crítica y creativa.
  3. Maneras de trabajar: las habilidades claves para trabajar en esta competencia incluyen la comunicación y el trabajo colaborativo. Asimismo, se desarrolla la expresión de ideas y pensamientos, la facilidad para transmitir y comprender mensajes, la habilidad para mantener diálogos efectivos y la capacidad de trabajar con otras personas para alcanzar un objetivo común.
  4. Maneras de vivir el mundo: tiene en cuenta la construcción de responsabilidad personal y social y la ciudadanía local y global, ámbitos en los que son necesarios el planteamiento de metas, la tolerancia a la frustración, la persistencia y la capacidad de tomar decisiones pensando en lo que favorece el bienestar propio, el de los demás y el del medio.

Fuente: fredy wompner wompner@gmail.com

Siguiente Anterior