ūüŹ•D√≠a Internacional contra el c√°ncer colorrectal

Día Internacional contra el cáncer colorrectal
Este 31 de marzo de conmemora el D√≠a Internacional contra el c√°ncer colorrectal y la Sociedad Chilena de Gastroenterolog√≠a hace √©nfasis en los chequeos preventivos y el fortalecimiento de las pol√≠ticas p√ļblicas sanitarias.

Este martes 31 de marzo la OMS conmemora un nuevo D√≠a Internacional contra el c√°ncer colorrectal, una enfermedad de alta frecuencia en el mundo occidental, ubic√°ndolo en el tercer lugar de los c√°nceres diagnosticados con mayor frecuencia y el segundo c√°ncer con mayor mortalidad. Con m√°s de un mill√≥n de casos nuevos al a√Īo, el c√°ncer colorrectal supone importantes desaf√≠os para las pol√≠ticas p√ļblicas, as√≠ como en el despliegue de una cultura preventiva en nuestra poblaci√≥n, as√≠ lo aclara la Sociedad Chilena de Gastroenterolog√≠a (SChGE).

Si bien las tasas de mayor incidencia ocurren en regiones m√°s desarrolladas en Am√©rica del Norte, Australasia y Europa occidental, aproximadamente el 45% de los casos se registra en pa√≠ses menos desarrollados. Se estima que al a√Īo 2030 aumentar√°n anualmente a 2.2 millones los casos diagnosticados y a 1,1 mill√≥n las muertes.

En América del Sur se ha registrado un aumento progresivo y Chile no escapa a esta estadística, al igual que en Colombia, Brasil y Ecuador. Se observa una mayor mortalidad por este cáncer en poblaciones indígenas, adultos mayores y estratos socioeconómicos bajos. Entre 1990 y 2017, Chile pasó de un 13.4 a un 22 casos por cada 100 mil habitantes en su incidencia, y de 10.7 a 12.5 en su mortalidad.

Para el Dr. Roque Sáenz, Past President de la SChGE, aproximadamente el 75% de los casos de cáncer colorrectal son esporádicos sin antecedentes familiares o una aparente predisposición genética no demostrada hasta ahora. Los casos restantes son familiares, derivados de una susceptibilidad hereditaria moderada posiblemente interactuando con factores ambientales.
“Hay v√≠as reconocidas en la g√©nesis y la progresi√≥n de esta enfermedad, que debemos tratar en prevenci√≥n, diagn√≥stico temprano y tratamiento. Hay subconjuntos gen√©ticos de este c√°ncer con diferentes factores de riesgo, pron√≥stico y respuesta al tratamiento. La gen√©tica est√° cambiando la atenci√≥n cl√≠nica”, precisa S√°enz.



La evidencia cl√≠nica confirma que el envejecimiento es un factor de riesgo importante. M√°s del 90% de los c√°nceres colorrectales ocurren en personas mayores de 50 a√Īos. La buena noticia es que este c√°ncer se puede prevenir o detectar en una etapa temprana, gracias a las pruebas de detecci√≥n como la colonoscop√≠a y la prueba de sangre oculta con determinaci√≥n inmunol√≥gica fecal.

Su tratamiento también ha cambiado identificando dos receptores importantes de la superficie celular: el receptor del factor de crecimiento epidérmico y el receptor del factor de crecimiento endotelial vascular, involucrado en la génesis, crecimiento y diseminación del cáncer colorrectal. Pacientes con histopatología similar pueden tener una progresión y un resultado completamente diferentes dependiendo de sus antecedentes genéticos y epigenéticos.

En cuanto al estilo de vida, los especialistas recomiendan ciertos cambios en la dieta que modifiquen el microbioma y una interacción duradera con la mucosa del colon, evitando complicaciones gastrointestinales.

Para la ACHED, Asociación Chilena de Endoscopía Digestiva, filial de la SChGE, el pronóstico y las opciones terapéuticas para los pacientes con cáncer colorrectal están asociados con la etapa en la que se les diagnostica por primera vez.
“Si bien en estadio temprano a menudo se cura solo mediante cirug√≠a, o en etapas muy tempranas con la resecci√≥n mediante endoscop√≠a solamente, el c√°ncer colorrectal m√°s avanzado o metast√°sico generalmente requiere quimioterapia adyuvante adicional o terapia dirigida, ya sea solo o como un tratamiento combinado. Por ende, la detecci√≥n temprana se vuelve importante para reducir la incidencia y mortalidad de la enfermedad”, sostiene la Dra. Carolina Heredia, Presidenta de la ACHED.
Para el Dr. S√°enz son de especial importancia las pruebas de tamizaje, que consisten en ex√°menes para establecer qui√©n puede padecer cierta enfermedad y qui√©n no, en cualquier momento de la vida. A trav√©s de ellas se alcanzan a detectar trastornos gen√©ticos y/o enfermedades metab√≥licas, y en el caso del c√°ncer colorrectal buscan disminuir el riesgo y la mortalidad al detectar y remover oportunamente lesiones precancerosas que tienen un periodo de desarrollo prolongado durante el cual pueden ser identificadas y tratadas. Estas lesiones premalignas son los p√≥lipos, los cuales al ser removidos, se evita la progresi√≥n a c√°ncer. El tamizaje o estudio preventivo ha demostrado disminuir la incidencia y mortalidad de la enfermedad, aunque no ser√≠a la √ļnica variable que explicar√≠a el fen√≥meno.

En los países con experiencia en programas estructurados de prevención existe un gran debate en torno a cómo lograr incluir la mayor cantidad de individuos posibles, cuál es la estrategia más costo efectiva, si es necesario disminuir la edad de inicio si corresponde individualizar el riesgo para determinar si es necesario o no el tamizaje, priorizarlo y cómo lograr una colonoscopía de calidad.

El cáncer colorrectal, es entonces una amenaza real en aumento, que es prevenible mediante programas de pesquisa o tamizaje que incluyen una colonoscopía o exámenes de hemorragia oculta en heces y colonoscopia en los positivos, que permiten resecar pólipos, lesiones premalignas o diagnosticar cánceres en etapas precoces curables.


Fuente de la información: Andrea Riquelme Pérez - Sociedad Chilena de Gastroenterología
Clínica Alemana Osorno