La costa chilena del Pacífico, un lugar privilegiado para el surf y para vacaciones

Costa chilena
Planificar la temporada vacacional lleva a buscar destinos. La mayoría se decantan por las playas, pero algunos sitios destacan por encima de otros por ofrecer todos los climas y una oferta variada en un mismo lugar. La costa chilena del Pacífico entraría en esa descripción.

Denominada como bosque pequeño en lengua mapudungún, Pichilemu es una de las ciudades más importantes de la costa del Pacífico en Chile, ubicada a menos de 300 kilómetros de Santiago y por ello, una de las más frecuentadas por turistas nacionales e internacionales.

Pichilemu, aunque no es la única, es la ciudad más importante de la costa chilena del Pacífico para quienes buscan aunar en una misma aventura surf, playa, vacaciones familiares, oferta cultural atractiva y buenos precios, por lo que representa una recomendación global e interesante para cualquier tipo de turista.

El surf es la principal actividad de Pichilemu

Pichilemu es mundialmente conocida por los eventos de surf que organiza, y por tener al menos 3 playas que son reconocidas por la calidad de sus olas a nivel global.

La Puntilla es una de las playas más frecuentadas por surfistas, por olas que suelen alcanzar los 5 metros de altura en la temporada alta -noviembre e inicios de diciembre-. El Infiernillo es una playa que se destaca por sus acantilados y lo accidentado de su oleaje, de modo que está destinada a surfistas avezados.

Finalmente, está Punta de Lobos. Considerada la playa abanderada de Pichilemu, porque tiene muchas escuelas de surf, organiza eventos internacionales regularmente, se practican otras disciplinas acuáticas y es la que más cerca está del centro de Pichilemu, por lo que brinda la posibilidad, además, de conocer y disfrutar de la ciudad a pocos pasos.

El alojamiento, variado y económico

Pichilemu destaca por ser una mezcla de bosques, campos y playa, en pocos kilómetros de extensión. Destaca por Punta de Lobos, un punto de encuentro para los surfistas, pero también por ser una ciudad tranquila, rodeada de muchos árboles, con un parque muy extenso ideal para pasear en familia, con modernos centros comerciales y, también, con ofertas de cabañas Pichilemu como Morros del Pacífico, ubicadas frente al mar, con todos los servicios y comodidades, y lo mejor de todo: a un precio irresistible.

Eso es así porque el alojamiento en esta ciudad es uno de los más económicos de la costa del Pacífico en Chile y, por ello, Pichilemu es el centro de la actividad turística costera en cualquier momento del año, siendo el punto inicial para luego recorrer otras playas, pueblos y ciudades, pero descansando en cabañas frente al mar.

Pichilemu es más que playas

Aunque conocida internacionalmente por sus playas, que son la cara visible del turismo en esta ciudad de la Sexta Región, Pichilemu es más que playas y cualquier familia o turista encontrará todo lo que necesita conocer y disfrutar en un mismo lugar.

Cáhuil, por ejemplo, es una ciudad conocida por su producción de sal artesanal, siendo diferente a las demás que se producen en Chile por su alto contenido de minerales, siendo una ciudad donde podrás ver la producción artesanal de forma gratuita en cualquier momento del año. También encontrarás localidades como Pañul, donde la artesanía en arcilla se ha convertido en una referencia obligada de belleza y calidad, siendo un lugar en el que podrás ver el proceso de creación por parte de artesanos y familias enteras.

El Copao, Barrancas, Las Comillas o Espinillo completan algunas de las localidades cercanas que merecen ser visitadas, pero que en lo global representan un complemento para una ciudad, Pichilemu, que lo tiene todo, desde el casco histórico diseñado y construido por Agustín Ross Edwards, pasando por el parque y el bosque municipales, para llegar a las reconocidas playas en busca de actividades, que no faltarán en cualquier momento del año pero que en temporada alta se relacionan directamente con los deportes acuáticos. La propuesta, redonda, se ve completada con la variedad de alojamiento, siendo las cabañas frente al tranquilo mar la preferida por las familias.

Comunicado de Prensa / Fuente: Y. Lobo