Cáncer gástrico: más del 80% de las casos en Chile son detectados en etapas avanzadas

Se caracteriza por ser una enfermedad lenta y silenciosa que en una etapa precoz prácticamente no existen síntomas o bien son muy leves, lo que limita la posibilidad terapéutica y de sobrevida de quienes lo padecen.

El cáncer gástrico se ha transformado en la principal causa de muerte asociada a tumores malignos en hombres y la tercera en mujeres en Chile. Tiene un inicio silencioso, con síntomas poco identificables, y que en la mayoría de los casos se descubre de forma tardía, dejando muy poco espacio para un tratamiento. De hecho, se estima que anualmente más de 3 mil 300 personas fallecen en nuestro país por esta causa.

Según explicó Eugenia Morales, gastroenteróloga de Clínica MEDS, “es el cáncer maligno digestivo más frecuente en Chile y es una de las principales causas de muerte por cáncer en nuestro país. Lamentablemente, tenemos un diagnóstico tardío de este tipo de cáncer y eso nos limita la posibilidad terapéutica y la sobrevida libre de la enfermedad. Lo ideal es que se pudiera ser detectada en etapas precoces, pero no se llega más allá del 20%”.

La especialista agregó que “dentro de los grupos de riesgo están las personas que tienen antecedentes familiares de cáncer gástrico, especialmente si son de primer grado. También, son aquellos que tienen una infección crónica por Helicobacter Pylori. Estos pacientes deben consultar y tratarse esta infección. Hay otros motivos que también inciden en la aparición de esta enfermedad, como es el consumo excesivo de sales y preservantes, y factores ambientales y externos, tales como obesidad, consumo de alcohol y tabaco”.

En relación a los síntomas a los que la población debe estar alerta y que están comúnmente asociados a esta enfermedad, la doctora Morales afirmó que “cualquier persona mayor de 40 años en que aparezcan síntomas digestivos que no tenía, por ejemplo, dolor abdominal, en el epigastrio o aparición de acidez, de síntomas inespecíficos en relación al tubo digestivo, deben realizarse una endoscopia digestiva alta que es la mejor arma terapéutica que existe para diagnosticar el cáncer gástrico en forma precoz”.

En su etapa inicial, según explicó la especialista, esta enfermedad generalmente no produce síntomas, por esta razón en áreas de alta incidencia, como nuestro país, se debe considerar el estudio preventivo en pacientes de riesgo. “El cáncer gástrico es mucho más frecuente en hombres, casi dos veces más habitual que en mujeres, y se da principalmente en población mayor de 60 años. Es por eso que la prevención se debe hacer a partir de los 40 años”, indicó.

En relación con los procedimientos que ayudan a diagnosticar y a tratar a este cáncer, la gastroenteróloga de Clínica MEDS explicó que el tratamiento dependerá principalmente del estado en que se realice la evaluación. “Si es un cáncer gástrico precoz se pueden realizar terapias endoscópicas, es decir, el paciente no necesita someterse a cirugía. Lamentablemente, esto se realiza en la minoría de los casos. Si está avanzado, la terapia es quirúrgica y se requiere sacar en su totalidad el estómago. También existe la quimioterapia neoadyuvante, es decir, realizarla antes o después de la intervención, pero la base del tratamiento del cáncer gástrico es la cirugía”.

Según explicó la profesional de Clínica MEDS, una vez que los pacientes hayan sido operados experimentan profundos cambios en su estilo de vida, puesto que al no tener el estómago todo el funcionamiento del tubo digestivo se modifica. “La baja de peso, el déficit de algunos vitaminas, son las consecuencias más inmediatas por las cuales tendrán que sobrellevar toda su vida. Sin embargo, hay tratamientos para ello. Los pacientes que han tenido cáncer gástrico deben seguir un control riguroso, ya que tienen más riesgos de volver hacer un cáncer gástrico en la mucosa que quedará mal, por lo tanto, estas personas deben seguir controlándose toda la vida y deben abstenerse de fumar, que es uno de los factores de riesgo que está demostrado que también está en la génisis de este cáncer y de las infecciones por Helicobacter Pylori” aseguró.

Fuente: Nicolas Najle nicolasnajle@gmail.com

Clínica Alemana Osorno