Los seis factores de una empresa psicológicamente saludable

Los seis factores de una empresa psicológicamente saludable
Dr. Franco Lotito C. - Académico, escritor e investigador (PUC-UACh) - www.aurigaservicios.cl

Una de las instituciones que más estudios realiza en materia de salud mental, es la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA, en inglés).

Una de sus áreas de trabajo se vincula directamente con la salud mental en el ámbito laboral –un eje considerado, hoy en día, fundamental– en una época en que las condiciones de trabajo cambian de manera muy rápida y van acompañadas de un alto nivel de incertidumbre, estrés y ansiedad, donde las exigencias externas y el elevado grado de competitividad crecen sin parar, al igual que lo hacen las necesidades individuales y familiares.

Regularmente, la APA se preocupa de estudiar y analizar a aquellas empresas e instituciones que entregan a sus trabajadores el mejor ambiente emocional, estableciendo por esta vía, un ranking de las “Empresas psicológicamente saludables”.

Motivado por mis estudiantes del MBA de la Universidad Austral de Chile, opté por convertir parte de la materia analizada y discutida en clases en un artículo para su publicación y que, ojalá pudiera ser compartido con más personas, ya que sus contenidos podrían ser de mucha ayuda para quienes desean tener empresas con un buen –y sano– ambiente laboral.

Ahora bien, con el fin de poder ingresar al apreciado y selecto ranking de “Empresas psicológicamente saludables”, las organizaciones examinadas deben cumplir con una serie de aspectos considerados claves por la Asociación Americana de Psicología. Revisemos, entonces, algunos de estos criterios y factores:
  1. Involucrar al trabajador: esto implica crear instancias y espacios para que los colaboradores tengan la oportunidad de preguntar las razones de las decisiones que toma la empresa. Incluso más: se hace partícipe a los trabajadores en las decisiones a través de la aplicación de encuestas, recepción de propuestas en buzones de sugerencias, realización de reuniones de información, etc. La razón de fondo para el uso de esta estrategia organizacional de involucrar al trabajador, es generar un “liderazgo participativo”, por medio del cual, cada colaborador experimenta el sentimiento de estar haciendo un aporte a su empresa, a la que le puede ofrecer sus talentos, experiencia, conocimientos y competencias.
  2. Desarrollo del colaborador: las empresas destacadas generan nuevas opciones laborales y premian a los trabajadores que desean seguir perfeccionándose. En este sentido, resulta relevante el hecho de que el colaborador: (a) vea una posibilidad de desarrollo en su trabajo, (b) sienta que pertenece a una empresa que está creciendo y que evoluciona en el mercado, (c) que note que existe un aumento de su empleabilidad y un real desarrollo de carrera. De esta manera, no solo resulta ser muy positivo que el colaborador se proyecte para tener una mejor remuneración, sino que, además, constata que existe la posibilidad de asumir mayores responsabilidades y que puede desarrollar nuevos talentos.
  3. Salud y seguridad: no basta con tener buenos planes de salud, sino que hay tener en la misma empresa una suerte de “centro asistencial” que permita solucionar emergencias, tanto del colaborador, como así también de su familia. Además, la empresa deber estar abierta a tomar medidas preventivas frente a problemas tan comunes –y propios de nuestra época– tales como: tendinitis por uso del mouse, problemas de posturas por las muchas horas frente a un computador, por el uso erróneo de las herramientas de trabajo, etc. Una buena medida preventiva puede ser, por ejemplo, realizar pequeñas pausas durante la jornada laboral para realizar gimnasia y ejercicios corporales, los que –de pasada– tenderán a disminuir el alto nivel de estrés y ansiedad que ronda, hoy en día, en casi todas las empresas.
  4. Reconocimiento de los logros: esto implica ser capaces de valorar la obtención y logro de metas, los avances efectuados tanto por las personas como así también por los equipos de trabajo, pero sin hacer sentir que se trata de una competencia que tenga ganadores y perdedores como resultado. Hoy, sabemos que la gente está ávida de reconocimiento, lo cual, no siempre está, necesariamente, asociado a lo monetario, ya que también existen las llamadas “recompensas emocionales” o “salario emocional”, tales como entregar días libres para ser ocupados en días especiales por el colaborador, tener un horario flexible, disponer de guarderías infantiles, tener espacios de distracción destinados a desconectarse del trabajo, posibilidad de teletrabajar, etc.
  5. Balance con la vida personal: mientras más flexibles son las políticas para administrar el horario y cumplir con las metas, con mayor grado de autonomía se sentirán los colaboradores. Del mismo modo, aumenta en la gente la sensación de que sus necesidades son tomadas en cuenta. Es así, por ejemplo, que si a un jefe de una de las empresas que pertenecen al ranking de la APA se le ocurre enviar el día viernes un correo electrónico a sus colaboradores después de las 16:00 Hrs., o bien, durante el fin de semana, solicitando la realización de alguna tarea, eso es considerado un grave error, el que puede ser sancionado y multado por la Gerencia de la empresa por considerar que la tarea se solicitó muy tarde por parte de la jefatura y que, además, entorpece el merecido descanso del colaborador.
  6. Una buena comunicación: es el eje transversal de una empresa destacada. La buena comunicación desempeña un rol determinante en el éxito de cualquier programa o política laboral, ya que sirve de nexo directo entre las prácticas laborales y las políticas enunciadas. Lo anterior implica utilizar múltiples canales informativos, desde impresos hasta correos electrónicos, realización de capacitaciones, talleres y actividades de recreación conjunta. El hecho de disponer de ciertos ritos de inicio y cierre de actividades permiten celebrar el cumplimiento exitoso de las metas y objetivos que hayan sido fijados, al mismo tiempo que generan en las personas un sentimiento de satisfacción y de confianza en los futuros procesos de cambios.
Destaquemos, finalmente, que para la APA los puntos claves para incluir a una determinada organización en su “ranking de empresas psicológicamente saludables” son: involucrar al colaborador en las decisiones de la empresa, ayudar a las personas a equilibrar el tiempo de trabajo con su vida personal y familiar, estimular y motivar a su gente para que siga perfeccionándose y continúe estudiando, entregarles un ambiente laboral donde el colaborador se sienta seguro y confiado y, finalmente, reconocer, valorar y festejar los logros y las metas que el trabajador haya sido capaz de alcanzar.



Más del Dr. Lotito clic aquí.

Encuentra a Paislobo Podcast en:
Apple Podcasts
Spotify
iHeart
Google Podcasts
Deezer
Siguiente Anterior